Los miembros de la comunidad AIED somos networkers profesionales, son capacitamos y aprendemos a hacer lo que nos gusta con amor y pasión.

Es por eso que para los que les gustaría comenzar traemos cinco consejos para iniciarse en este ámbito y además triunfar.

Los siguientes consejos son una base, en nuestra academia virtual contamos con distintos cursos que te ayudarán a adentrarte en el mundo del network marketing y convertirlo en tu estilo de vida.

  1. Utiliza tus contactos actuales

La forma más fácil y rápida de comenzar es ofreciéndole a tu red de contactos el producto o servicio, ya que los conoces, te conocen y tienen algún tipo de vínculo. Es mejor comenzar con estas personas y luego, ir por más, preguntarle a tus contactos si conocen gente que quizás esté interesada y así poco a poco ir ampliando tu red comenzando por tu círculo más cercano.

  1. Arma un plan

La organización en este ámbito es clave, es importante conocer tu producto o servicio, conocer las ventajas, los precios, en qué se beneficiarán los clientes, etc. La idea es que conozcas lo que vendes casi que como a ti mismo. Esto se logra por medio de la práctica y la generación de un plan. Un día antes de comenzar, siéntate y escribe en orden cómo sería tu forma de vender el producto o servicio y practícalo. Además es importante ponerse objetivos, a cuántas personas quieres llegar por mes, a qué zonas vas a apuntar tu mensaje y cualquier otra que se te ocurra.

  1. Toma nota

Es importante tomar nota de dos cosas, en primer lugar de las reuniones de equipo que se hagan. Al escribir bajas los conceptos y te quedan más claros, de esta forma vas a entender mejor lo que vendes y tú mismo podrás explicárselo a las demás personas. En segundo lugar toma nota de lo que dicen los prospectos, te podría ayudar a mejorar, corregir un error en tu presentación, hasta podrías descubrir nuevas necesidades de las personas y a partir de ahí cambiar algo en tu discurso.

  1. Da seguimiento

Nada de aplicar la regla de los tres días que se hacen en las citas. El networker tiene que ser insistente, sino otra persona va a llegar y llevarse todo su trabajo con un prospecto. Tienes que hablar con la persona constantemente. El día siguiente de tu presentación, una vez que lo consulta con su almohada, preguntarle qué le pareció, si le quedó alguna otra duda, si necesita otra presentación porque quiere entenderlo mejor, si quiere agendar un reunión contigo o cualquiera sea el tema. Hay que estar detrás del prospecto así se da cuenta de que es especial para nosotros, que lo queremos, que nos gustaría que formara parte de nuestra red.

  1. Se personal

A veces mandar un mensaje o un correo electrónico no es la mejor forma para explicar un negocio, sobretodo alguno de networking que tiene su complejidad por detrás. Por eso siempre es mejor organizar reuniones presenciales o vía video llamada. De esta forma es difícil que queden dudas, que hayan malentendidos y están en la obligación de escucharte. En cambio, un mensaje se puede ignorar.

Con estos cinco consejos básicos podrás tener un paneo general hacia las tareas que tiene un networker. Tendrás una idea de cómo comenzar.

Como dijimos al principio, en nuestra plataforma educativa tenemos cursos que te ayudarán a profundizar en estos temas y convertir el networking como un estilo de vida sustentable.