Hoy te hablaremos de un tema que es obligatorio y mandatorio en nuestras vidas de inversionistas: Controlar el riesgo en tus operaciones.

Por supuesto, es obligatorio si quieres ser un inversor a largo plazo y sobrevivir a tiempos de incertidumbre estar preparado y saber que debes tener un control estricto de tus ganancias, pero más especialmente tus pérdidas.

Es por eso que hoy te dejo una simple recomendación:

Pon un stop loss en tu vida siempre: Esto es que siempre tienes que invertir un monto que estés dispuesto a perder, es decir una plata que no te deje en la calle en caso de que las cosas no funcionen como las esperabas; y esto lo debes hacer manejando tus emociones.

Cuando manejas esta recomendación, te ahorrarás muchos disgustos innecesarios y la conviertes en una regla de de oro que nunca te saltarás.

Debes estar siempre en sintonía con el mercado
Debes actuar limitando tu riesgo en base a tus resultados y si encadenas demasiadas inversiones fallidas, redúcelas y reorganiza tus pensamientos.

Esta es una recomendación que es buena para tu bolsillo y, sobre todo, para tu cabeza.
Si, por el contrario, tienes una buena racha, puedes aumentar el tamaño de lo que inviertes y, poco a poco, aumentar el riesgo a asumir. Por supuesto, siempre dentro de unos límites.